lunes, 10 de enero de 2011

¿Los nuevos creativos deberán convertirse en nethunters?

Hace más de una década que se formuló la tesis “los mercados son conversaciones”. Para que se produzca una conversación hacen falta al menos dos sujetos (usuarios y marcas) y un objeto (un tema de conversación).

Seguramente los monólogos aún siguen siendo mayoría pero, poco a poco se percibe cierto aumento de conversaciones reales. Las marcas que han apostado por escuchar, rastrear el entorno, contestar o proponer temas sobre los que hablar toman ventaja en la mente de los usuarios y, de manera evidente, en las redes sociales.

Ya hemos mencionado varias veces algunos ejemplos de comunicación reactiva como “Polito” de Volkswagen, “la Búsqueda” de Atrápalo, la respuesta de Lufthansa a la filtración del prototipo del último iPhone y en las últimas semanas han aparecido algunos más:

- "KLM fleta un vuelo a Miami tras una petición masiva en Twitter".

A través de Twitter, varios artistas holandeses (dj’s y promotores musicales) proponen a KLM montar un vuelo directo a Miami para marzo, coincidiendo con uno de los eventos más destacados de la escena dance en 2011, el Ultra Music Festival. Si conseguían pre-reservar 351 asientos antes del 6 de diciembre. KLM aceptó esta propuesta - que podría ser considerada de crowdbuying - y en 5 horas habían completado el pasaje. Lógicamente, los usuarios aplaudieron la iniciativa y tuvo cierta repercusión.

- "Un vagabundo que protagonizó un viral será la voz del spot de Macaroni & Cheese de Kraft"

Un locutor de radio acaba en la calle y sin techo. Gracias a unos reporteros de un periódico local este vídeo se viraliza y convierte al vagabundo en un personaje popular en Internet.


A alguien de CP+B, la agencia de Kraft, se le ocurre que pueden darle trabajo en su próximo spot de Macaroni & Cheese. Un pequeño gesto que explotan muy bien a través de RRPP.

Da la sensación de que el marketing reactivo – o como queráis llamarlo – no ha hecho más que empezar. A mi modo de ver, más que una tendencia, es una fórmula que permite a las marcas intervenir de verdad en la conversación. La forma que han encontrado para hablar con sus públicos fuera de los canales publicitarios convencionales con suficiente legitimidad como para ser escuchados.

Si de verdad es así, me pregunto si los creativos publicitarios seremos cada vez más una especie nethunters, y si tendremos que dedicar parte de nuestro tiempo a rastrear en la red, detectar conversaciones y buscar la oportunidad de reaccionar de manera que las marcas para las que trabajamos demuestren su personalidad con hechos reales que sustituyan a esos monólogos que gran parte del público hace tiempo que dejó de creerse.

¿Qué opináis vosotros?

2 comentarios:

  1. Muy buena reflexión Jesús.

    Creo que el mismo mercado está determinando la creación de nuevos perfiles. No creo que el "Creativo publicitario" se deba convertir en nada. Si que es cierto que debe aprender nuevos métodos, lenguajes, canales, etc. Pero la esencia del "creativo publicitario" comprende mucho espectro (y cada vez más).
    Yo creo que este perfil se creará ad doc, y puede que derive tanto de un creativo, como de un psicólogo.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús.

    Pues sí, yo soy de la opinión de que toca reinventarse y, entre otras cosas, a los creativos nos tocará estar en contacto con la "realidad" de Internet y los temas de interés social.

    O sea, aprovechar lo que pasa en la vida real y virtual (la crisis, el Pulpo Paul, el mendigo de la voz de oro, las salidas de tono de personajes mediáticos, el "palabro" de moda) en beneficio de la marca y para conectar con los usuarios/fans/consumidores.

    La cuestión es relacionarse y para ello podemos encontrar siempre algún tema de interés común para marcas y comsumidores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails